Páginas

jueves, 7 de junio de 2012

Las mujeres según Schopenhauer.


El filósofo alemán Arthur Schopenhauer (1788-1860) fue un hombre desgraciado. Fue menospreciado por su madre, una dama con ínfulas de intelectual que veía muy mal los pasos que el pequeño Arthur daba en la materia (una vez dijo que no consideraba a Arthur un genio porque nunca había escuchado de dos genios dentro de una misma familia), después fue sistemáticamente rechazado por las féminas, sus alumnos se le escapaban para ir a escuchar a su rival Hegel, y en general nadie cotizaba en demasiado sus ideas filosóficas. No es raro que haya desarrollado un carácter misántropo y violento. Pero una de las cosas que han hecho famoso a Schopenhauer, es sin lugar a dudas su rampante misoginia. Aunque ya habíamos escrito sobre la misoginia de Schopenhauer en Siglos Curiosos, ahondaremos un poco más en sus peculiares ideas.

Su obra clave en este punto es un opúsculo que se llama "De las mujeres", y que publicó en 1851. El texto es una explicación calmada y racionalista de por qué las mujeres son inferiores a los hombres (siempre según Schopenhauer, claro), y se ha convertido en un pequeño clásico de la literatura misógina. Escrito en respuesta a un poema de Schiller que enaltece a las mujeres, parte señalando que "Necesitas sólo mirarla de la manera en que está constituida, para ver que la mujer no se supone que haga grandes labores, ni de la mente ni del cuerpo". Luego de señalar que su realización pasa por aceptar el sufrimiento del parto y la sumisión al marido, añade: "Las mujeres encajan directamente como niñeras y profesoras de nuestra temprana infancia por el hecho de que ellas mismas son infantiles, frívolas y cortas de miras; en una palabra, ellas son niños grandes durante toda su vida - un tipo de estadio intermedio entre la niñez y el hombre plenamente crecido, que es el hombre en el sentido estricto de la palabra". Argumenta en la misma línea, que el hombre alcanza su madurez psicológica a los 28 años y la mujer a los 18, razón por la cual (siempre según Schopenhauer, repito, para que no las emprendan contra el mensajero) el hombre llega más lejos en su desarrollo psicológico que la mujer.

Y sigue. Según Schopenhauer, la mujer carece de sentido de la justicia, en primera porque no razona, y en segunda porque al ser más débil que el hombre, la naturaleza las ha provisto con la estrategia del disimulo para defenderse. Es también un sexo no estético (diminutas, hombros delgados, caderas anchas, piernas cortas... Schopenhauer dixit, again). Carecen de sentido para apreciar la música, la poesía o las bellas artes, y cuando lo hacen, es mera afectación (pone como ejemplo el parloteo de las mujeres en los pasajes más sublimes de las óperas... algo que por desgracia, sin estar de acuerdo con el resto de las afirmaciones misóginas de Schopenhauer, en esto da en el clavo, cambiando la ópera por el cine). Casi todo el resto del discurso se centra en torno a la monogamia, y el enorme perjuicio de que ésta le significa a las mujeres que no alcanzan a ser mantenidas por un hombre, y por lo tanto, Schopenhauer defiende la poligamia (la de muchas esposas para un hombre, no al revés, claro está) como beneficiosa para ellas mismas. Y termina con las siguientes palabras: "Que la mujer es por naturaleza obediente al hombre puede verse en el hecho de que cada mujer que es colocada en la no natural posición de completa independencia, inmediatamente se une a un hombre, por quien se permite ella misma ser guiada y gobernada. Esto es porque necesita un señor y amo. Si ella es joven, será un amante; si ella es vieja, un cura".

Interesantemente, y más allá del veneno que destila Schopenhauer sobre el tema (por lo demás, la mala leche era característica de Schopenhauer, así es que esto no debería ser una sorpresa para quienes conozcan al vejete cascarrabias), algunas observaciones schopenhauerianas resultan ser aciertos inesperados, entre ellas las relativas a la poligamia (en las sociedades antiguas, en donde los hombres iban a la guerra, solían haber más mujeres que hombres dando vueltas allá afuera). Aunque claro, el yerro está en darle un estatus natural a circunstancias que tienen más que ver con la forma en que se estructura la sociedad, y que durante el siglo XX, liberación femenina mediante, fue cambiando. Para cualquier interesado, seguir el enlace para leer el texto en inglés de Schopenhauer.

22 comentarios:

Galo Nomez dijo...

Mira, General Gato: yo no comparto algunas opiniones de Arthur Schopenhauer; pero hubo una época en que podía colocarme enfrente de él, que estaba más cerca de la ingenuidad propia de la pubertad. Porque hubo un tiempo en que yo creía en las mujeres y trataba de hacer todo lo posible para revertir una situación que imaginaba era producto de una intencionada segregación. Pero me bastaron unos años de adolescencia para darme cuenta de la realidad. ¿Y de qué otra manera? Rodeado de estúpidas que sólo pensaban en un príncipe azul que las desposaría a fines de la enseñanza media -si no las embarazaba antes-; que despreciaban el trabajo intelectual y se allegaban a quien fuera más vistoso o tuviera una buena situación económica; incapaces de comprender -por voluntad propia- la música, el cine, la filosofía o la buena literatura (¿no has escuchado aquello de que si se acabaran los hombres en el mundo, desaparecerían también la música y el cine, y la literatura perdería calidad?), y que al llegar a adultas preferían votar por los candidatos de la derecha más reaccionaria, porque tenían buen aspecto y sentían que las podían mandar (dato curioso: Suiza, uno de los países más desarrollados del mundo, empezó a instituir el sufragio femenino recién en 1984). Ahora mantengo una distancia prudente y a la que cruza la línea, le digo de todo, la escupo y si se insiste la envío a tierra de un golpe. Me creerías si te dijera que algunas hasta me encuentran más atractivo cuando actúo así.

General Gato dijo...

Ah, la adolescencia... Qué época aquella... Sí, la recuerdo bien, como me tenía que conformar con mirar y mirar porque siempre alguien tenía más dinero, más pinta o más músculos para levantárselas... Después comenzaron a aparecer las que apreciaban el intelecto. Que las hay. No tantas, hay que buscarlas, pero las hay. Aunque nunca me voy a olvidar de una chica de 18 y en Cuarto Medio que para las elecciones chilenas de 1989 iba a votar por Büchi porque era "tan liiiiiiindo"...

csy moraga dijo...

Mira idiota si tu estas rodeado de estúpidas es tu problema, eres un insensible, yo soy mujer y adolescente y no me considero una estúpida ni ilusa por buscar un príncipe azul, que claramente no es un tipo como tu, no puedes ir por la vida denigrando a las mujeres solo por que tu hayas tenido malas experiencias; debes aprender a tratar a las mujeres, por que no se les golpea, eres un bruto. Ojalá veas este mensaje para que sepas que hay mujeres que son capas de responderte, a nombre de mi sexo te digo que eres un animal insensible y prehistórico, estas enfermo.

LluviaOblicua dijo...

No hace falta señalarlo, pero nadie dijo que había que golpear a las mujeres, eso fue añadido gratuitamente. La comentarista o bien recurre al engaño o no tiene capacidad de comprensión lectora, cosas graciosas ambas.

Solamente diré que los hombres mas exitosos con el sexo bello que conozco, las consideran inferiores intelectualmente. Lo que no es lo mismo que pensar que son estúpidas, pues para las cosas que les interesan son bastante rápidas en su aprendizaje. Basta con no decir esto en voz alta y tratarlas bien.

General Gato dijo...

¡¡¡UFFF!!! Dejémoslo en que cada uno se junte con quien más le plazca y mejor le acomode, ¿no? Que yo no soy partidario de los golpes de macho contra hembra, de hembra contra macho, o de los golpes en general. Y si se duerme mal en un tálamo, entonces a otro tálamo distinto y todos contentos. Que la época del "te tengo que aguantar así como eres porque es para toda la vida" ya lleva unos cuantos años de agua bajo el puente...

saray dijo...

Dejarlo me parece cobarde. Aparte de un artículo salpicado de misoginia que los (Schopenhauer dixit no pueden camuflar), la benevolencia con el comentarista que cierra su aportación autobiográfica (y por ello localista) con un "Ahora mantengo una distancia prudente y a la que cruza la línea, le digo de todo, la escupo y si se insiste la envío a tierra de un golpe" es infame. ¿Por qué las mujeres nos vemos impelidas, desde nuestra infancia, a buscar un príncipe azul? Para mantenernos en la casa, en el ámbito privado, lejos del ágora que una vez dirigió una mujer contra la marea de la misoginia que ha gobernado todos los pasos de la historia occidental. ¿Hay mujeres ignorantes, vagas y poco curiosas? Yo diría más bien que hay seres humanos ignorantes, vagos y poco curioso. En genérico, porque en el reduccionismo está el error.

Poeta enlaluna dijo...

Bueno que se le puede decir, al tipo lo odiaba su mamá, obvio iba a terminar pensando así de las mujeres.

Belén dijo...

Galo Nomez, es gracioso que llames "estupidez" al hecho de "buscar un príncipe azul" (no imagino cuántas veces te han rechazado para escribir con tal notorio rencor); ¿y tu "a la que cruza la línea, le digo de todo, la escupo y si se insiste la envío a tierra de un golpe" no es estúpido también?...

Y, Lluvia Oblicua, tienes que recurrir a falacias ad baculum para hacer valer tu punto de vista ¿eh?; eso, si no es bajo, tampoco suena tan impactante como pretendes.

No sé cómo responder a tu "son intelectualmente inferiores"... Quizá tú puedas encontrar la respuesta surfeando la internet... Gracias al Wi-Fi que, por cierto, tienes gracias a una mujer.

Saludos.

Renato DELGADO RODRIGUEZ dijo...

Belén, estás en un error, la WiFi tiene un padre y no una madre. Y en general la ciencia y tecnología han sido dominadas por hombres.

anabelenruiz dijo...

"Y en general la ciencia y tecnología han sido dominadas por hombres."

Qué básico ese razonamiento. Sólo fueron dominadas porque a las mujeres les prohibían la educación. ¿Nunca te pusiste a pensar en eso?
Y aún así, un montón de mujeres sobresalieron haciéndose pasar por hombres tan perfectamente que ni los que se creían superiores se puedieron dar cuenta.

sofia martínez dijo...

De lo que más recuerdo sobre este filósofo es de su gran amor a los animales, Arthur Schopenhauer y su frase sobre los animales, en lo personal es de mis favoritas, de las mejores.

haz penitencia dijo...

Galo estoy contigo
Carta de Nietzsche a Lou

Que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema de que no seas capaz, mi querida Lou, de reencontrarte a ti misma. Nunca he conocido a una persona más pobre que tu. Ignorante pero con mucho ingenio. Capaz de aprovechar al máximo lo que conoce. Sin gusto pero ingenua respecto de esta carencia. Sincera y justa en minucias, por tozuda en general, en una escala mayor, en la actitud total hacia la vida: Insincera. Sin la menor sensibilidad para dar o recibir. Carente de espíritu e incapaz de amar. En afectos, siempre enferma y al borde de la locura. Sin agradecimiento, sin vergüenza hacia sus benefactores… En particular: Nada fiable. De mal comportamiento. Grosera en cuestiones de honor… Un cerebro con incipientes indicios de alma. El carácter de un gato: el depredador disfrazado de animal doméstico. Nobleza como reminiscencia del trato con personas más nobles. Fuerte voluntad pero no un gran objeto. Sin diligencia ni pureza. Sensualidad cruelmente desplazada. Egoísmo infantil como resultado de atrofia y retraso sexual. Sin amor por las personas pero enamorada de Dios. Con necesidad de expansión. Astuta, llena de autodominio ante la sexualidad masculina.

LINALEE dijo...

He de confesar que me divertí a lo lindo leyéndoles.

No debería, pero...realmente los comentaristas son los mismos que se dicen "cultos, ilustrados y de tendencia intelectual". Bueno, al menos lo creen...

Confieso que en los foros casi siempre me camuflajeo con un nick masculino, por alguna extraña y estúpida razón, parecen respetar en mayor grado mis comentarios cuando imaginan una voz varonil.

¿Por qué? No lo sé, porque no estoy exenta de haber hecho algún que otro comentario estúpido.

Recuerdo que en la adolescencia no soportaba a los hombres. ¡Joder! Me sacaban de quicio cuando se daban de sabihondos y se ofendía si yo respondía de la misma forma.

Ellos eran interesantes, yo era "fastidiosa".

¿Y entonces que sigue?

¿Comportarse como una nenita tonta que chillé al ver el póster de una película romántica, ir por la vida haciendo ojitos de cordero para que me consideren linda, jamás contradecir a los hombres porque "las mujeres inteligentes fingen que son tontas"?

Pues no.

Al final me quedé bastante sola, era una pseudo-intelectual que hacía sentir a los hombres estúpidos que se creía "interesantes" por ver cinco minutos de noticias y hacer proclamas "perfectas" sobre la situación mundial y que en teoría yo no tenía derecho a discutir,

Anda que debía ir por mi maquillaje y tacones para verme guapa y tener un aire de "estudiante culta y moderna"

Eran mis machos alfa, lo normal habría sido seguirlos para no quedarme "solita".

Pero no lo hice.

No creo que los hombres le "teman" a las mujeres "inteligentes", en realidad creo que les fastidian.

Se les ha educado toda la vida diciéndoles que son superiores en casi cualquier aspecto a las mujeres y cuando llega una que los baja del pedestal. ¡Rayos, ya no resultan agradables!

¿Qué las mujeres no entienden de cine?

¿Alguien tiene idea del número de hombres que me he encontrado que adoran la saga de "Rápido y furioso"?

Casi en igual número de mujeres que creen que Crepúsculo pasará a ser un clásico.

La estupidez no se trata de sexo, la inteligencia tampoco.

Pero nos gusta creer que si.

¿Somos mejores seres humanos por ser mujeres?

¿Somos mejores seres humanos por ser hombres?

Lo dudo, pero nos gusta creerlo y veo lejos el día en que eso cambie.

Saludos...

Emilio J Barzallo dijo...

Lo siento pero eso es así. Verdad y se acabó.
Dos mas dos son cuatro verdad?

La Vieja Casa dijo...

Que asco todo! Quién es el chopenjaguere ese?.
Coincido con su mamá.
No puedo haber dos genios en una misma familia. Para eso ya estaba ELLA.

Daniel Armando Barrios Ostos dijo...

Leo estos comentarios y nace en mí cierto sentimiento de hilaridad. Los argumentos esgrimidos de lado y lado carecen de lógica y quizás ahí es dónde deberían hacer énfasis si han de considerarse "filósofos", o amantes de dicha rama del pensamiento humano. Cuando hablamos de las posturas de Schopenhauer y Nietzsche con respecto a las mujeres debemos analizarlas desde su contexto, no podemos juzgar sin -como se dice vulgarmente- "ponernos en sus zapatos". El principal argumento de Schopenhauer parece ser que la visión romántica de la mujer es una locura. Schopenhauer estaba totalmente en contra del movimiento romántico en todas las áreas por lo que algunos interpretes ven este ensayo como otra variación sobre ese tema y no como un obra deliberadamente misógina. Dejando esa aclaratoria a un lado, la primera página del ensayo establece la premisa de que las mujeres "no están equipadas para cualquier trabajo físico. Su único deber es ser madre." (Un poco irónico, ya que ser madre es, literalmente, un trabajo físico que ningún hombre puede realizar de formas naturales). Él afirma que la prueba de esto es que las mujeres no están equipadas para el trabajo por su apariencia física ¿Será que en la Alemania del siglo XVIII y XIX no habían hombres desnutridos y flacuchos y mujeres grandes y fuertes?, habrá que ver smile emoticon.

"Las mujeres se adaptan perfectamente para fungir como las enfermeras y educadoras de nuestra primera infancia, por la sencilla razón de que ellas mismas son infantiles, tontas, y miopes". Si esto fuera cierto, ¿cómo se las arreglaban aquellas mujeres "inferiores" para criar a los hijos varones que serían el sexo fuerte en un futuro? Sí, tutores masculinos enseñaban a los chicos jóvenes los fundamentos escolares y de la academia, pero ¿por qué iban a depositar su confianza en un niño (Schopenhauer veía las mujeres como niños con respecto a su capacidad intelectual) para criar a otro niño? Obviamente los alemanes de la época no creían esto realmente. La propia madre de Schopenhauer, Johanna, manejó un salón literario con mucho éxito, pero Schopenhaur pareció olvidar ese detalle desde de que tuvo un desacuerdo con su madre por el suicidio de su padre.

Es evidente que su experiencia personal con su madre y otras mujeres puede haber manchado sus puntos de vista. Él se le propuso a una joven de 17 años, y esta lo rechazó. Schopenhauer llama a todas las mujeres mentirosas, así lo hagan de manera consciente o no, y dice que es por esto que no pueden testificar ante la corte. "Las mujeres existen únicamente para la reproducción de la especie y no están destinadas para nada más." Sin embargo, de alguna manera, ya que tener hijos es por lo único que deben preocuparse las mujeres según Schopenhauer, él cree que van por la vida con "liviandad" y "desinterés". Al parecer el hombre no conocía los peligros del parto en la Alemania de los siglos XVIII y XIX.

Daniel Armando Barrios Ostos dijo...

...(Continuación.) Pero, sin embargo, más adelante en su ensayo parece cambiar de opinión con respecto a lo de "ir por la vida con liviandad y desinterés" y se atreve a decir que los hombres en general están mucho más "satisfechos con la vida", ya que están mucho más "desinteresados en competir con otros hombres". Considerando que Schopenhauer ha dejado a las mujeres un solo propósito (parir), le parece que estas están en constante competencia unas con otras causando así un odio hacia todos los demás miembros de su sexo, mientras que según él "los hombres sólo compiten con aquellos que están en la misma línea de negocio". Parece que nuestro amigo Schopenhauer nunca piso una empresa de la época.

Sin embargo, incluso si fuese verdad, entonces vendrían a ser los hombres como Schopenhauer quienes estaban causando esta insatisfacción y competencia entre las mujeres de la época, ya que habían prohibido todas las demás profesiones a las mujeres, ¿Entonces pana?, ¿No vas a lavar ni tampoco a prestar la batea?: Cuatro páginas después proclama que a las mujeres no se le debe dejar ir al teatro. ¿Por qué? Porque "el más eminente de todos los sexos nunca ha logrado nada en las bellas artes que sea realmente grande, genuino y original, o dado al mundo cualquier tipo de trabajo de valor permanente". Bueno, eso es algo difícil de hacer en una sociedad judeo-cristiana cuyo libro sagrado prohibía a las mujeres hablar en presencia de los hombres.

Y aún así, Schopenhauer tenía ideas interesantes sobre la poligamia considerando su período de tiempo. Creía fervientemente que la poligamia era algo bueno. Pero sólo porque según él "todo hombre necesita muchas mujeres". A pesar de que esto crearía más niños y según él las "mujeres no pueden amar a sus hijos, ya que no tienen suficiente racionalidad y lógica para hacerlo. Sólo pueden cuidar de ellos por instinto y una vez que el niño crece sólo el padre tiene la capacidad para amarlo realmente". Schopenhauer quería tener muchas mujeres, muchos hijos, y como él afirmaba tendría que amarlos a todos personalmente. Curioso entonces que nunca pudiera tener hijos propios.

Daniel Armando Barrios Ostos dijo...

...(Continuación.) La última línea de su ensayo resume las vistas obsoletas de Schopenhauer, y la irracionalidad de este ensayo: "Que la mujer debe por naturaleza obedecer es un hecho que se demuestra cuando cada mujer que se coloca en una posición antinatural de independencia absoluta a la vez que se concede a sí misma a una especie de hombre, por quien es controlada y gobernada; esto se debe a que las mujeres necesitan un maestro y un señor. Si la mujer es joven, el señor es un amante; si es vieja, es un sacerdote".

Sin embargo, a pesar de ser obsoleta, -y digo obsoleta ya que Schopenhauer toma la "evidencia" de sus argumentos de un psicólogo español que escribió 300 años antes que él- afirmando que lo escrito 300 años antes que él aún tenía vigencia en su época de alguna manera, muy, muy a pesar de este ensayo tan fácilmente refutable sigo considerando que sus obras tuvieron una importante influencia en la sociedad occidental de la época, y a su vez me hace querer concluir con una frase. "El ser un gran hombre no implica que todo lo que digamos sea grandioso."

Saludos y gracias por leer,

D.Barrios.

ZimZum dijo...

No se que tanto parloteo si todos vamos a morir y todo es NADA.. vivan y dejen vivir y dejense de joder!!

ZimZum dijo...

Si mañana el planeta explotara por alguna razon y toda la humanida desapareciera, en que creen que quedaria todas estas estupidas filosofias.. en NADA.. seremos unos atomos mas o menos en el inmenso espacio.. y NADA.. !

Francis González dijo...

Tienes razón porque lo único que queda es la materia

Maria dijo...

No Zim Zum, la muerte no es el fin, sino el principio, el despertar en una dimensión de la que casi no se es conciente. Y dependiendo lo que somos y hacemos en esta vida, resulta nuestro futuro alojamiento, estado y circunstancia. Esta vida, pues, es la prueba, el tiempo y el espacio para elegir el camino y el destino. 'Cosecharás tu siembra', decía el Dios, poeta y profeta.

Y en cuanto al hombre y la mujer, la verdad siempre ha sido clara y contundente; el problema es su no percepción ni aceptación.
El hecho de ser la mujer quien no sólo cae sino que hace caer al hombre en la edénica prueba, la deja en la situación que todos conocemos de sufrimiento, desvalorización y sumisión.
Para liberarse de tal estado de cosas, de nada valen quejas y lamentos. La víctima se ha hecho a sí misma de tal condición. Sólo volviendo la mirada hacia sí misma podrá resolverlo. Allí, en su núcleo, en su esencia divina y virginal, está la clave de su libertad. Y solamente haciendo las paces con su Creador, ahora ignoto y alienado, podrá levantarse y caminar. Recién entonces su historia podrá cambiar y el hombre la verá tal y como es en realidad: su otra mitad.

del lodo donde se revuelca, y dejar la complicidad

Seguidores

Busca temas históricos en Siglos Curiosos

Absolutismo (4) Administración Política (13) Africa (14) Alemania (16) Alimentación (13) América Colonial (6) América Independiente (1) América Precolombina (9) Animales (15) Antártica (1) Anticipación del Futuro (15) Argentina (2) Arqueología (11) Arquitectura (13) Arquitectura y Urbanismo (7) Astrología (4) Astronomía (27) Australasia (4) Australia (1) Austria (2) Automóviles (1) Aviación (2) Biblia (27) Bibliotecas (1) Biología (6) Bolivia (1) Botánica (1) Brujería (1) Bulgaria (1) Caballería (2) Calendarios (7) Caricaturas y Cómics (4) Celebraciones (1) Chile (97) China (9) Ciencia Ficción (12) Cine (41) Civilización Andina (5) Civilización Arábiga (1) Colombia (1) Colonizaciones (2) Comunicaciones (3) Construcciones (1) Cosmovisiones (3) Crímenes y Criminales (27) Cristianismo (20) Cristianismo y Cristianos (9) Croacia (1) Década de 1900 (13) Década de 1910 (17) Década de 1920 (8) Década de 1930 (15) Década de 1940 (20) Década de 1950 (12) Década de 1960 (7) Década de 1970 (12) Década de 1980 (18) Década de 1990 (11) Década de 2000 (24) Década de 2010 (13) Delfines y Ballenas (1) Democracia (16) Demografía (2) Deportes (7) Derechos de Autor (4) Diplomacia (3) Discriminación (1) Drogas (1) Economía (19) Edad Media (20) Educación (3) Egipto (2) Egipto Antiguo (12) Electrónica (1) Enfermedades Mentales (6) Eras Geológicas (6) Errores Científicos (5) Erupciones Volcánicas (2) Escandinavia (1) Esclavitud (4) Escultura (10) Esoterismo y Ocultismo (6) España (22) Espionaje (1) Espiritismo (1) Estados Unidos (39) Etimología (55) Europeocentrismo (3) Evolucionismo (8) Existencia de Dios (7) Expresiones (24) Fanatismo Religioso (3) Feminismo (3) Filosofía (23) Física (2) Francia (37) Frases para el Bronce (15) Fraternidad Universal (8) Fútbol (1) Gatos (6) Genética (7) Genocidios (1) Geografía (7) Geología (9) Grecia (1) Grecia Arcaica (8) Grecia Clásica (18) Grecia Helenística (6) Grecia Medieval (1) Guerra (9) Guerra Antigua (6) Guerra Medieval (10) Guerra Moderna (7) Guerra Naval (4) Guerra Reciente (7) Hebreos (3) Heroísmo (2) Historia Alternativa (4) Historiadores (13) Historieta y Cómic (7) Holanda (2) Humanismo (1) Idioma Castellano (2) Idioma Griego (9) Idioma Inglés (2) Idioma Latín (7) Idioma Sánscrito (1) Idiomas Artificiales (1) Iglesia Católica (8) Ilustración (2) Imperio Bizantino (12) Imperio Británico (2) Imperio Español (17) Imperio Inca (1) Imperio Napoleónico (6) Imperio Otomano (4) Imperio Persa (2) Incompetencia Militar (14) India (17) Informática (6) Ingeniería (6) Inglaterra (53) Intrigas (9) Islam (10) Italia (22) Japón (20) Joyas (2) Judaísmo (16) Judaísmo y Judíos (10) Juegos y Pasatiempos (4) Juicios (21) Leyenda Negra (2) Leyendas (7) Leyes (20) Libertad de Expresión (8) Libertad de Religión (4) Lingüística (1) Listas de Gobernantes (2) Literatura (50) Mar Mediterráneo (2) Más Allá (3) Matemáticas (16) Matrimonio (7) Medicina (15) Medio Oriente (6) Mesianismo (6) Mesoamérica (11) Mesopotamia (3) México (2) Minería (4) Mitología Latinoamericana (2) Mitos de la Creación (5) Moda (2) Monarquía (26) Mongoles (4) Monumentos (1) Muertes Remarcables (10) Mujeres (30) Mundo Bíblico (12) Música (10) Música Popular (6) Música Selecta (5) Nacionalismo (4) Navegación (22) Negociados (2) New Age (1) Occidentalización (1) Océano Atlántico (4) Oceanografía (2) Origen de la Humanidad (2) Paleolítico (1) Paleontología (11) Palestina (4) Periodismo (2) Persia (3) Personajes (43) Perú (1) Pintura (9) Polinesia (2) Premio Nobel (4) Primera Guerra Mundial (6) Profetas (5) Propaganda (3) Pueblos del Antiguo Testamento (4) Pueblos y Tribus (9) Química (4) Racismo (6) Radiodifusión (1) Regiones Geográficas (5) Reinos Helenísticos (1) Religión Grecorromana (9) Religiones Antiguas (3) Renacimiento (14) Robótica (2) Roma Antigua (42) Romanticismo (1) Rusia (12) Sacerdotes (1) Sacro Imperio Romano Germánico (2) Satanismo (5) Segunda Guerra Mundial (6) Sexismo (7) Sexualidad (20) Siglo 05 (1) Siglo 11 (1) Siglo 14 (1) Siglo 15 (2) Siglo 16 (6) Siglo 17 (32) Siglo 18 (26) Siglo 19 (56) Siglo 20 (24) Siglo 21 (1) Sincretismo Religioso (2) Sudáfrica (1) Suiza (2) Supersticiones (1) Teatro (5) Tecnología Militar (7) Tecnología Nuclear (2) Televisión (5) Teología Cristiana (5) Terremotos (9) Tíbet (1) Universidades (3) Urbanismo (14) Vampiros (3) Vestimenta (4) Viajes y Viajeros (13) Zoología (8)